¿Y si creamos otro tipo de espacio para vender coches?

Según Wikipedia, showroom es el espacio dedicado a exponer algo para que los potenciales compradores puedan observarlo, tocarlo, probarlo, etc… Este palabro, también según esta enciclopedia libre es un “barbarismo” del inglés, es más utilizado en el mundo de la moda y en ocasiones se utiliza en ferias y exposiciones itinerantes.

En el sector del automóvil no se utiliza demasiado, es más habitual escuchar exposición que showroom y no quiere decir esto que sea mejor una cosa que la otra, simplemente buscamos un espejo diferente en el que mirarnos.

Existen buenos profesionales expertos en el mundo showroom que hacen recomendaciones en internet, dando relevancia a:

  • ● La elección de los productos a exponer.
  • ● Elección adecuada de los espacios, teniendo en cuenta aspectos como la luz, el ambiente, la disposición el tamaño de lo que se expone, el acceso de los compradores.
  • ● Un buen plan de comunicación que atraiga a los clientes.
  • ● Amenizar el evento.
  • ● Manifestar una clara diferenciación de “tu marca”.
  • ● Una óptima gestión de redes sociales.

Hay más recomendaciones pero no se trata de hablar sobre un showroom amplio, sino pensar en que tenemos en común en el sector del automóvil cuando expones, que en otros sectores cuando hacen un showroom al uso.

En dealerBest estamos de acuerdo en buena parte de esas recomendaciones, sobre todo porque creemos que hay que cambiar de inmediato el formato y el contexto del espacio de encuentro con el cliente y adecuarlo al momento actual que vivimos. Yo, el que escribe, me considero un muchacho normal, capaz de escuchar música actual, cuando me quito la corbata me acerco a tendencias de moda en ropa y tengo mi perfil activo en buena parte de las redes sociales.

Está bien que cuando visito a un concesionario vea el mismo contexto que hace 30 años cuando empecé en este mundo tan apasionante de los coches. Lo que si que me pregunto es como nos ven los clientes de menos de 35 años y los que vienen. Que sin entrar en etiquetas están más acostumbrados a la palabra “showroom” que a exposición.

Para empezar diríamos que el cambio podría arrancar por amenizar diariamente las exposiciones de los concesionarios como si fuesen eventos de presentación novedosos y cada día uno distinto ¿qué te parece? Se trata de la compra de un bien que supone para muchos un salario anual, más o menos, y sin embargo no le amenizamos como si de un acontecimiento importante se tratase.

A partir de aquí y si nos ponemos a volar, pensemos en el espacio en concreto, en si es bueno mesas y sillas de confidente, en mostradores en los que a una lado hay una silla con alguien sentado que mira, desde abajo, a aquel que pregunta. Y entre el espacio de la puerta y ese mostrador el potencial cliente no ve el “show” en la “room” por ninguna parte.

¿Por qué creemos que el cliente debe sentarse mientras escribimos en una pantalla? ¿Qué representa el silencio en un espacio tan colorido y de tanta expectativa como es el la exposición de un concesionario? ¿Cuándo hablamos de amenizar la visita, en que pensamos? ¿Qué muestra la corbata al cliente respecto a la persona que le atiende? ¿Cómo es un espacio que genera emoción, diversión, entusiasmo? ¿Lo podrías describir sin pensar en automoción?

Bueno, tenemos que cambiar y conseguir que la exposición sea un showroom y que en Wikipedia pongan como ejemplo, además de la moda, la automoción ¿Qué te parece?

Nosotros proponemos música, y espacios amenos, y fruta, y té verde y de todos los colores, y comerciales de pie, sonido, luz, ecología, libros, y maneras de entretener enseñando y niños entretenidos con entretenedores y… ¡frescura!

¿Nos ayudas a construir el mejor espacio para vender coches? Puedes compartir tus ideas en showroom@dealerbest.com.

Bienvenido al cambio.

Paco Díaz

Fundador y Director de dealerBest

Si te ha parecido interesante, ¡comparte!
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Related posts