El crecimiento de la empresa como desafío

Es muy importante mantener una actitud positiva ante cualquier cambio.

Hoy entrevistamos a Yolanda Fernández, nuestra directora de Recursos Humanos y Finanzas. Su trayectoria en dealerBest comienza en septiembre del año 1999. Por aquel entonces, dealerBest no superaba los diez empleados y se dedicaba a lo que ha sido, durante muchos años, su negocio tradicional de gestoría en el sector del automóvil.

Recientemente, y muy especialmente en los últimos tres años, hemos llevado a cabo un cambio en el modelo de negocio y hemos incorporado nuevos servicios que, entre ello, nos ha hecho crecer como empresa. Ya somos más de treinta personas. Yolanda, licenciada en Administración y Dirección de Empresas y Coach Ejecutivo, está liderando este crecimiento desde la parte de los recursos humanos. Desde el departamento de comunicación nos hemos propuesto entender este gran progreso y dar a conocer las claves para hacer frente al desarrollo y crecimiento de cualquier empresa.

Como responsable de RRHH, ¿qué supone pasar de ser apenas 15 personas en 2015 a más de 30 actualmente?

Para nosotros, este momento de crecimiento es muy retador y muy bonito. Esta parte del crecimiento del personal de la empresa que acompaña al crecimiento de servicios se materializa en la creación de nuevos departamentos que inicialmente no existen, contando en ellos con las personas que la organización necesita. En esos departamentos se crean nuevos puestos, funciones, perfiles y competencias, que es importante planificar de una manera estratégica. Se trata de ir caminando en ese crecimiento planificando y poniendo en marcha en cada momento, las acciones necesarias para que el crecimiento esté dirigido hacia la estrategia que queremos, sin perder el foco en los objetivos propuestos.

¿Y cómo se afronta el reto de organizar al doble de personas en tan poco tiempo?

En dealerBest, como en todas las organizaciones, hay varios aspectos a tener en cuenta. Una parte tiene que ver con las personas, y otra con que todo funcione. Para eso, precisamente, sirve nuestro Departamento de RRHH, para tener herramientas que – de una manera más profesional – permitan que nuestra organización se vaya alineando con una organización más grande. Desde RRHH, tenemos varias señas de acción en la estrategia: una parte tiene que ver con la de creación y desarrollo de departamentos y coordinadores, otra tiene que ver con la formación de las personas y otra tiene que ver con acompañar todo ese crecimiento y toda esta necesidad con los recursos que se necesiten. Tiene que ir todo alineado. No todos los departamentos son iguales.

¿En qué sentido?

Cada departamento tiene sus necesidades y objetivos concretos. Cada uno tiene una operativa específica y cada uno requiere de personas con perfiles y competencias diferentes. De la misma forma, no requieren de la misma formación ni de los mismos recursos. El reto es llegar a cada uno de la forma que lo necesita, alineado con los objetivos de la organización.

Para afrontarlo serían necesarias herramientas, ¿qué recomendarías?

Casi todas son de la parte de RRHH, y también hay una parte más técnica que tiene necesariamente que ver con acompañar a todo ese crecimiento con éxito.

En los momentos de crecimiento es necesario adaptar y mejorar continuamente los procesos en la organización. Para eso es muy bueno que seamos capaces de identificar en cada departamento los diferentes procesos, creando el flujo adecuado en cada momento. El siguiente reto es comunicar los cambios que se quieren poner en marcha para esa mejora y ser capaces de implementar los cambios con éxito. Se pueden definir procesos y se puede aplicar toda la ingeniería que tú quieras para hacerlo, pero sin una estrategia de comunicación acertada puede ser muy difícil el éxito de esos cambios. Desde el minuto cero es fundamental comunicar claramente para qué queremos hacer cambios, hacerles participar a todos, conseguir que se sientan implicados y darles la responsabilidad necesaria para que se sientan muy importantes en estas mejoras que la organización quiere poner en marcha y que necesitará de ellos para conseguirlo con los mejores resultados. Fomentamos la aportación y valoramos la contribución de cada persona que trabaja en dealerBest. Estas serían las herramientas básicas para que todo el mundo esté alineado con los objetivos del departamento y de la organización. Y finalmente, es muy importante mantener una actitud positiva ante cualquier cambio. Debemos ser capaces de afrontar el crecimiento de una empresa y los cambios del entorno a nuestro favor, viviendo los cambios desde el reto y no desde el problema. Debemos apostar por nuevas y mejores opciones permanentemente. Querer ser mejores cada día haciendo acciones diferentes.

La llegada a la empresa de nuevos empleados -y, con ellos, nuevas ideas- es casi nuestro pan de cada día. ¿Qué claves existen para lograr el éxito de una nueva incorporación?

Primero, involucrar a todas las personas de la empresa en su filosofía, en sus valores, en sus objetivos y en su estrategia. Que todo el mundo esté involucrado y piense que tiene algo que poder aportar. Sobre todo, que estén informados y sepan en qué parte de la organización se encuentran ellos y desde qué parte van a poder desarrollarse profesionalmente. La herramienta que empleamos actualmente es el plan de acogida. Con ella conseguimos ayudar a los trabajadores a entender dónde empiezan a trabajar, qué relación tiene con el resto y qué esperamos de ellos. Los trabajadores agradecen mucho esta herramienta porque les ayuda a entender muchas cosas desde su primer día de trabajo. Por supuesto, también trabajamos en esa jornada el modelo competencial Fresh People, que afecta a todas las personas que forman parte de dealerBest.

 

Si te ha parecido interesante, ¡comparte!
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Related posts