VIVe continúa haciendo felices a los municipios rurales de España con su proyecto de carsharing - Dealerbest

¿Hablamos?         ¿Nos cotilleas?     

¡Ya estamos de vuelta! Hoy os vamos a mostrar todo lo que nos contó el segundo pueblo con el que hemos tenido la oportunidad de hablar sobre VIVe, Grazalema, situado en la provincia de Cádiz. Su concejal de servicios generales, Javier Pérez, nos cuenta cómo funciona el proyecto en su municipio y qué opinión tienen los vecinos del mismo. 

  • ¿Cómo conocisteis VIVe y por qué decidisteis incorporar este proyecto en Grazalema?

    Conocimos el programa VIVe a través del concesionario “Guadalete motor”, concretamente de la casa de Hyundai. Mantuvimos una primera reunión donde me propusieron el proyecto, el cual ya funcionaba en diferentes puntos de la geografía rural española, poniendo coches al servicio de la ciudadanía ¡Nos pareció una idea fantástica! Creíamos que Grazalema era uno de los iconos en la provincia de Cádiz donde esté proyecto podía surgir y así lo trasladamos. Se hizo realidad y ya tenemos nuestro coche VIVe en Grazalema.

  • ¿Qué beneficios ha aportado VIVe al municipio y a sus habitantes?

    Los beneficios han sido bastante importantes. Tenemos un coche a disposición de cualquier ciudadano que así lo disponga para trayectos cortos y largos, en horarios en los que algunos no puedan disponer de otra forma de desplazarse.  Este proyecto ha paliado esa necesidad que tenían muchos ciudadanos de Grazalema. En el ámbito rural, en pueblos pequeños, no toda la familia dispone de vehículos y esta era una oportunidad para que ellos pudieran hacerse con los servicios de un coche prestado y utilizarlo para su conveniencia.

  • ¿Os resulta sencillo el uso de la aplicación al realizar el proceso de reserva del vehículo? 

    En el inicio, en las conversaciones que tuvimos con los coordinadores del proyecto, nos enseñaron la app. Es cierto que yo he sido el hilo conductor entre ayuntamiento y concesionario de este proyecto y la conozco bastante bien. Es súper simple pero muy eficaz. Cualquier persona que quiera coger el vehículo solo tiene que descargarse la aplicación, seleccionar la fecha y reservar el coche. Cuando llega la hora, solo tienes que abrir y cerrar el coche y finalizar tu reserva. 

  • ¿Qué te parece el servicio de atención al cliente que ofrece el equipo que gestiona VIVe?

    En mi opinión, la atención recibida ha sido perfecta. No tengo ninguna queja. Cuando ha habido alguna anomalía o alguna situación especial como que alguien se haya dejado el coche abierto, han respondido muy bien, rápidamente y al instante. Me consta que clientes que han utilizado la app, cuando han tenido algún problema han llamado al teléfono de información y les han atendido correctamente.

  • ¿Has podido hablar con los vecinos usuarios de VIVe? ¿Qué opinión tienen del proyecto?

    He hablado con algunos de los usuarios y me han comentado que es algo muy novedoso. El coche es eléctrico y automático y la gente no está acostumbrada a coger un vehículo así entonces hay mucha expectación y nos agradecen el servicio. No solo lo usan vecinos, también gente que ha venido a pasar aquí el fin de semana o están pasando tiempo aquí. Se han dado de alta como usuarios y han utilizado el coche. Los vecinos nos dicen que es un proyecto muy novedoso y muy beneficioso. Están muy contentos porque incluso le ha dado un estatus al pueblo al ser el único que tiene este servicio en la provincia de Cádiz. Es un coche sostenible, cuida el entorno rural y, al ser eléctrico y automático es muy cómodo de conducir.

  • ¿Recomiendas VIVe al resto de municipios de España? ¿Por qué?

    Siendo un poco egoísta diría que solo lo quiero para mi, porque es una publicidad muy grande la que nos hicieron al pensar en Grazalema para este proyecto. Sí recomendaría al resto de municipios que se hicieran eco de VIVe y que lo pusieran en funcionamiento porque es un paso más, un servicio más a la ciudadanía y es muy gratificante poder ofrecer un servicio tan novedoso a todos los habitantes de Grazalema y a sus visitantes.