2022: un año clave para las ventas de vehículos eléctricos

¿Hablamos?         ¿Nos cotilleas?     

La demanda de coches eléctricos alcanzó el 15% de la cuota de mercado en todo el mundo

El vehículo eléctrico es el futuro: una pieza clave para alcanzar los objetivos de emisiones netas cero

El año pasado, las ventas de vehículos eléctricos experimentaron un aumento del 60% en comparación a 2021. La consultora Accentura, ha realizado un estudio recientemente para analizar este fenómeno y a qué retos se enfrenta la movilidad eléctrica a nivel mundial.

Europa y el combustible fósil

En Europa (en julio de 2023) la cuota de mercado de vehículos 100% eléctricos aumentó hasta el 13,6% (en comparación a los 9,8% del mismo mes en 2022). En segundo lugar como elección de compra están los coches híbridos, que ocuparían más de la cuarta parte del mercado.

Por otro lado, los coches con motor de gasolina y diésel, mantienen una cuota de mercado combinada entre ganancias y actividad de la mitad de las ventas de vehículos nuevos.

Si se desglosan las ventas entre vehículos de gasolina y diésel, los primeros aumentaron sus ventas un 5% respecto a julio de 2022; los diésel perdieron un 9% de cuota en el mismo periodo de tiempo.

En total, estos últimos vehículos, los que disponen de motor de gasóleo, han caído de una cuota de mercado total del 18% el año pasado a un 14% este año.

Movilidad eléctrica, la clave para movernos en el futuro

Es un hecho: el vehículo eléctrico es el futuro. Al menos en el ámbito de la movilidad sostenible, ya que su papel es clave para alcanzar objetivos de emisiones netas cero. Pero, ¿estamos preparados para dar el paso?

Ahí está la cuestión: la compra de vehículos totalmente eléctricos sigue sin ser la primera opción para los usuarios.

La movilidad eléctrica aún supone un esfuerzo económico y logístico para el usuario, pese al lanzamiento de modelos más económicos y las ayudas gubernamentales.

La red de carga: una asignatura pendiente en nuestro país

Otra de las conclusiones que podemos encontrar en el estudio de Accenture es la problema con los puntos de carga para vehículos eléctricos. En España, la red de cargadores es escasa y su funcionamiento no aporta una buena experiencia para el usuario, por lo que muchos compradores descartan este tipo de coches.

Mejorar las infraestructuras de suministro eléctrico es necesario para impulsar la transición hacia el vehículo eléctrico en nuestro país y más aún sabiendo que su venta ha aumentado tanto en el último año.

España se encuentra entre los últimos puestos en Europa, con apenas 10 puntos de carga por cada 100.000 habitantes. 

Movilidad sostenible, eficiente y cómoda: es el momento

Las conclusiones que podemos sacar de este estudio son claras: debemos mejorar las infraestructuras que facilitan la carga de vehículos eléctricos. El incremento en sus ventas confirma que los compradores quieren apostar por modelos de movilidad más modernos y sostenibles y están dispuestos a hacer el cambio. Sin embargo, para ello, es necesario aumentar el número de cargadores y mejorar las áreas donde los conductores paran a repostar.

Creemos sin duda que estamos en un buen momento para hacer estos cambios realidad, no solo para aquellos que compren un vehículo eléctrico, sino para impulsar otros modelos de movilidad sostenible, como el carsharing. Es una gran oportunidad para que los concesionarios y fabricantes ofrezcan nuevos servicios para sus clientes. En Dealermovilidad trabajamos para dar prioridad a su uso en los próximos años, con el objetivo de promover que cada vez sean más las personas que los compran y que los concesionarios aumenten sus ventas de coches eléctricos. 

¡Quiero un coche eléctrico! ¿Qué cargador necesito?

Existen varios tipos de cargadores para vehículos eléctricos:

  • Cargadores de nivel 1: son los más básicos y se conectan a una toma de corriente de 120 voltios, tardando alrededor de 12 horas en cargar completamente un vehículo eléctrico de tamaño mediano. 
  • Cargadores de nivel 2: los más comunes y se conectan a una toma de corriente de 240 voltios, tardando de 4 a 6 horas en cargar completamente un vehículo eléctrico de tamaño mediano. 
  • Cargadores de nivel 3: también conocidos como cargadores de carga rápida, son los más potentes y se utilizan en estaciones de carga públicas para cargar vehículos eléctricos en menos de una hora.